gastronomía y buena vida

6 de marzo de 2017

La Trasiega

El año pasado, incluimos como una de las novedades del año para nosotros, al restaurante "La uva negra"  en Getafe. El chef Iván Castro creó en un diminuto espacio en el centro de la ciudad, un divertido restaurante con una cocina desenfadada y con mucho sabor. Precios comedidos y una bodega cambiante eran parte de la oferta. Pero el reto era trasladar esa cocina a un espacio acorde a su nivel. La uva se había quedado pequeña casi desde que empezó a andar, por lo que a principios de este 2017 se estrena La trasiega.



Situado en una zona futbolera y residencial, como es la mismísima puerta del estadio Alfonso Perez, La trasiega se divide en un espacio de barra y mesas y otra zona en la que se encuentra el salón. La zona de "bar" un viernes noche, estaba a reventar. Según Iván, entre semana la afluencia de parroquianos baja bastante, como es normal. Pero los días de fútbol, de nuevo es una autentica locura. Es en esta zona donde se mantiene el "canalleo" mas propio de la uva, con bocados y raciones a compartir. La zona del salón presenta los tradicionales entrantes, carnes y pescados. Ademas de poder consumir en mesa los bocados de la barra. Pero para nosotros la estrella de la casa es el menú degustación a 30 euros, bebidas aparte. En nuestra primera visita, nos dejamos llevar por el chef, que es donde realmente puedes calibrar su ingenio.


-Comenzamos con una "Carbonara marina". Los tallarines se realizan con tiras de las pencas de unas acelgas rojas. Muy bueno. El punto cremoso lo aporta una yema semi curada, algo de queso y el mar se crea con unos erizos. Platazo. Para repetir muchas veces.


-"Vieiras, coliflor y trufa". Un plato que se huele y se disfruta. La virtud de la sencillez.


- Otro plato que disfrutamos bastante, "Alcachofas confitadas y tuétano". La salsa está para ponerle un piso. Intensa y diferente. Aquí se moja mucho pan, se lo aseguro. Las alcachofas, también merecen mención. Suaves y delicadas. La reina de las verduras.


- Saltamos de nuevo al mar, con un "Pargo, guisantes y jugo de sus espinas". De nuevo el chef impone intensidad al jugo, lo que agradece el pescado y sobre todo los guisantes. La mezcla funciona y se saborea con placer. Único pero, el pargo andaba algo pasado de punto.


- Terminamos los platos salados, con otra grata sorpresa. "Ravioli de ricota y carrilera al xerez". Salsa por la que pagar, muy potente. Se compensa con la grasa del queso y sobre todo la carrillera. De nuevo el conjunto funciona. Buen cierre.


Entre los postres destaca la siempre presente "Torrija" (de las mejores que he probado) y la "crema de queso, frambuesa y galleta". 



En una segunda visita recientemente, tuvimos la oportunidad de probar algunos platos más, como las croquetas, una curiosa ensalada de tomate rallado, cecina y brotes (divertida propuesta) y un potente steak tartar, para mi perfecto, pero para el resto de la mesa algo subido de picante.




De los principales destacar el "Cochinillo y anguila" el otrora plato estrella del restaurante La Cabra, que Iván realizaba justo al conseguir la estrella. Jugoso, con el toque ahumado de la anguila. Un plato ganador, desde luego. Igualmente disfrutable el "Cordero con parmentier". Plato sabroso.



También tomamos  un Bacalao perfecto de punto, pero algo falto de sabor, y una merluza con tomate seco, en el que de nuevo la salsa eleva el producto al máximo.




En definitiva, gran apertura la de La Trasiega. Mucha suerte tiene Getafe de contar con la cocina de Ivan. Con este espacio gana la cocina y el cliente. Mucho mas disfrutable y cómodo para ambos. Sitio al que ir, no lo duden.


-LA TRASIEGA 

- Av. Teresa de Calcuta, 12, Getafe ( Madrid )

-Ticket medio: 25/30 a la carta. 30 euros sin bebidas, menú degustacion. 


COMPARTE ESTE ARTÍCULO: