gastronomía y buena vida

3 de junio de 2016

Restaurante Top Ten, el cliente siempre tiene la razón...

Hay un pequeño lugar en Madrid en el que mandas tú. Un rincón coqueto, con detalles, calidad y buen gusto. Top Ten decidió hace mucho tiempo que aquel nefasto dicho de: “el cliente siempre tiene razón” podía tener sentido. Es un nuevo concepto, algo que llama la atención, que genera empatía y que te hace sentir parte del proyecto.

Top Ten (Calle del Cardenal Cisneros, 19) le cede los fogones al cliente. Vas, disfrutas, pagas y a la salida, si estás inspirado, dejas ese plato que te habría encantado degustar. La sugerencia pasa a la cocina y si tiene aceptación en la barra, la dirección le hace sitio en la carta y con premio incluido para el visionario. Esas cosas molan, para los que vemos Máster Chef o para los futboleros como yo, que piensan que la lista de 23 jugadores para la Euro debería tener a tal o a cual jugador. En este espacio, siempre puedes aportar.
Nos sentamos a la mesa cautivados por el formato del local. Allí, apostamos por los platos más demandados. Si hemos venido al restaurante en el que la gente manda… ellos mejor que nadie sabrán lo que es bueno. Una de las joyas de la corona es la burrata con confitura de hongos. Buen sabor, inmejorable combinación con hongos que aportan un toque peculiar. Al que sugiriera el plato (Alberto), felicidades. Al creador, enhorabuena.

Seguimos con unos escalopines de foie con yogurt al pimienta rosa. Su presentación ya merece la pena. Como podéis ver en la imagen, de dibujos animados. Intenso, juguetón. Continuamos con saquitos de setas y langostinos que permite cambiar el tercio y apreciar otros sabores. Nos encaminamos hacia el atún rojo. Preparado con mimo, cebolleta, wakame, granada y caviar de arenque. Es una mezcla peculiar que explota el sabor del pez y permite disfrutar del plato en su máxima expresión.



Listos para el postre y aprovechamos los minutos entre plato y plato para dar un breve paseo por el local. De repente nos sorprende una de las sugerencias de Elena, fagottini de pera. Mmmm… Venga, nos decantamos por ese plato de pasta para cerrar una deliciosa comida. Detectamos ricota con salsa de roquefort y crujiente de almendras. Sorprendente, sabroso. Una joya. No lo esperas, agrada, seduce… quizá de lo mejor de la carta. O eso, o el cocinero estuvo muy inspirado cuando lo creó para nosotros.


Los usuarios demandaban un postre con vino y era complicado mantener el nivel. Tuvieron que echarle imaginación pero el resultado es más que bueno. Sopa de vino con helado de mascarpone. La textura, el sabor, la reducción de vino para darle el sabor pertinente… Es el broche a una comida de mucha calidad, en un formato peculiar y una presentación inmejorable. Es el clásico lugar al que te puedes enganchar. El primer día lo pruebas, el segundo repites y sugieres un plato, el tercero, acudes para saber si tiene éxito, el cuarto, para enseñárselo a tu familia… Y así, hasta que los dueños te digan que puede que te denuncien por acoso, jeje. Un Top Ten de la restauración en el corazón de Chamberí, un lugar al que volver.



-TOP TEN

-Calle del Cardenal Cisneros 19 (Madrid)

-Ticket medio: 25 e

 
COMPARTE ESTE ARTÍCULO: