gastronomía y buena vida

16 de junio de 2016

Marisqueria Moreno, el mar al mejor precio...

La Marisquería Moreno (calle Cartaya, 6) es un lugar emblemático de Móstoles. Ubicada en el centro de la localidad, son ya varias las generaciones de mostoleños que han degustado su género, de la máxima calidad y a un precio asequible. Hace 4 años decidieron abrir un nuevo establecimiento. Para ello, utilizaron el terreno que ocupó durante años El recental, otro restaurante con solera en Móstoles situado en la antigua carretera de Extremadura (kilómetro 20.300). Ese es un lugar de paso para multitud de conductores, pues ahora esa vía une Móstoles con Arroyomolinos y hay cerca un polígono con bastantes fábricas. 

Con tanto espacio disponible, los responsables de Marisquería Moreno hicieron una copia de su local original (con cocedero y autoservicio de marisco al peso para ser comido allí mismo o llevarlo a casa) y además añadieron un restaurante propiamente dicho, con carta y servicio de camareros. Probamos este espacio y este es el resultado.

 Con la carta en la mano los ojos se van irremediablemente al menú degustación. Por 38 euros encontramos una interesante propuesta que consta de una ración de ibéricos, mariscada (cocido o en parrillada) y un plato de carne o pescado. Además incluye una bebida, postre y café. Cuesta mucho no pedirlo y al término de la comida vimos que fue todo un acierto.


Jamón y lomo, muy finito y recién cortado, chorizo y queso en el plato que abría el menú, que no boca, pues recién sentados nos sirvieron un platito de navajas. Muy ricos los ibéricos, muy por encima del queso, que debía estar mucho más curado. Pan recién tostado con tomate de complemento.

Para continuar optamos por la parrillada, que constaba de gambas, langostinos y una cigala y un carabinero por persona. Además, algo que no terminamos de entender del todo, una generosa cantidad de calamares servidos junto al marisco. Solo eso no nos gustó, porque los calamares estaban en su punto y los cuatro productos del mar nos supieron estupendos.


Entre lomo de buey fileteado, entrecot, chuletitas o lubina a la espalda elegimos la primera opción. No es que no esperáramos encontrar una carne buena pero no se puede negar que sorprende encontrar  un bocado tan excelente en un lugar en el que el actor principal es el marisco.


Tan alto estaba el listón de la carne que el postre nos dejó muy fríos. Dos tartas que no tenían nada de caseras, una bola de helado de fresa y otra de turrón (lo único salvable), dos ‘pegotes’ de nata y sirope de chocolate. Al final el plato quedaba bonito pero resultó decepcionante. Flan, arroz con leche, natillas o tarta de queso son postres tan fáciles de hacer que es lo mínimo que se debe exigir a un menú tan bien equilibrado.


-Marisqueria Moreno

-Carretera Antigua de Extremadura (N-V), KM 20.300, Móstoles (Madrid)

-Ticket medio: 40/45 euros


COMPARTE ESTE ARTÍCULO: