gastronomía y buena vida

17 de mayo de 2016

Latasia, casa de comidas..


Cuando me enteré de la apertura de LATASIA por parte de unos grandes, como Roberto y Sergio Hernandez, hermanos y cocineros, en mi calendario fui tachando los días para esa apertura. De Latasia se puede esperar el sabor y la fuerza de una cocina como la peruana, la cuál Sergio domina tras su paso en Lima por El Mercado o los sabores mas verdaderos y distantes del corazón del sudeste asiático, donde Roberto paso por Filipinas o Singapore. Un pasado en común como La Terraza de Paco Roncero ( dos estrellas michelín ) brindan un presente a todas luces magnifico.


El restaurante Latasia se encuentra en una zona de tanto brillo y poderío como la Castellana, tan próxima al Santiago Bernabeu y de otras zonas de reconocido recorrido gastro. El local, en ese tan de moda tono claro en paredes y un poco mas oscuro en mobiliario, presenta como escaparate una cocina de gran ventana, donde si nos asomamos vemos a los chefs en acción. En el fondo, un largo sillón aprovecha la pared, aportando un toque mas intimo al lugar.


La carta es corta pero medida. No mas de 18 platos ( mas los siempre acertados fuera de carta ) que proponen un viaje de no retorno al sabor y al producto. Desde esa Txuleta de vaca vieja ( 60 días de cámara ) a un precio inmejorable, en lo que es un guiño a nuestra cocina, al igual que ese Suquet Latasia, pasando por los ajís y ceviches de esa vena peruana o el acercamiento a Asia con esas Costillas en bbq Koreana o ese Chili crab, acompañado por fideos soba.


Nosotros últimamente nos dejamos llevar y dejamos al chef que nos sorprenda.  Eso si, siempre cantidades que podamos terminar y en Latasia no iba a ser menos. Comenzamos con una ostra ( tan de moda ) cítrica con alga kodium y tobiko. Un chutazo de electricidad, perfecto para abrir el apetito. Continuamos con un Dim sum de conejo a la cazadora, con mahonesa de kimchi. Perfecto bocado, jugoso y levemente picante.



El Foie es un plato que no falla y en Latasia lo presentan con nieve de vainilla, hoisin de piña y frutos secos. Ademas pan tostado de masa madre para untar. Siempre resultón. Como paseo por Asia, un Chili crab con fideos Soba y salsa picante. Cangrejo crujiente, perfectamente frito. Acompaña unos fideos con salsa picante. No os asustéis, picante medido, nada invasivo.



Seguimos con unas brutales mollejas de ternera glaseadas con salsa yakiniku. Se blanquean hirviéndolas, después se fríen y por ultimo se saltean a llama viva en el wok con verduras. Platazo.
Con las mollejas nos llego un sorprendente pan chino a la plancha, nada graso.



Como fuera de carta, nos presentaron a la joya de la noche. Oreja confitada de cochinillo con BBQ koreana. Una autentica locura de plato al que juré amor eterno. Será mi imprescindible siempre y cuando lo tengan disponible, pues ya digo es un fuera de carta.


En los postres misma linea, pocos pero escogidos. Nosotros probamos la "tarta de limon" by Latasia. Magdalena de tomillo/limonero, crema de mango, limón, crumble anacarado y sorbete de mojito sin alcohol. Estupendo punto y final a una primera comida memorable. A destacar el hecho que nuestra visita se realizo solo dos días después de su apertura, y tanto la cocina como el servicio funcionan como uno solo. Además, están trabajando para incluir una tabla de quesos de nivel, que hará aun mas las delicias de sus clientes.

P.D: LATASIA va a ser sin ningún genero de dudas una de las aperturas del 2016. Y como siempre pasa, aprovechar y reservar pronto, que luego es mas complicado hacerse con una mesa. Avisados estáis!!! 

-Latasia ( casa de comidas )

-Paseo de la Castellana 115 (Madrid)

-Ticket medio: 30/35 euros 


COMPARTE ESTE ARTÍCULO: