gastronomía y buena vida

12 de abril de 2016

Gobu Burguer, el sabor de las brasas..


Que se esta viviendo una autentica fiebre "Hamburguesera" en Madrid, lo sabemos todos. Desde las mas simples y directas al paladar, a otras mas gourmet que suman euros por cada elitista preparación. Pero una máxima: en la variedad esta el gusto. Y eso es algo que se agradece.

Hoy os traemos las hamburguesas de GOBU y su característico toque al carbón. Pero no nos llevemos a engaño, en esta casa se encuentra mucho más. Carta de productos de temporada, sobre todo en sus platos con verduras. Y es que la competencia es tan dura, que hay que dar una vuelta a la oferta y ofrecer algo mas que los típicos "nachos, aros de cebolla y patatas con salsas".

Ese día, con una Bravante tostada en la mano, nos dejamos llevar por Jesuan y Ricardo, hermanos y padres de la criatura. Comenzamos con unas alcachofas braseadas de perfecta cocción y sabor, que en plena temporada son una locura. El juego de esa maravillosa brasa de carbón, explora desde verduras, pulpo y cualquier cosa que se les ocurra a los hermanos. Seña de identidad absoluta y gen diferenciador del resto.


Tuvimos además la suerte de probar en temporada unos calsots a la brasa con romesco de soltar "lagrimilla". Que en un supuesto lugar de culto hamburguesero encuentres platos de este tipo, es de reconocer. Así seguimos paseando por la carta, para dar el salto a la carne. Un excelente vacío de ternera, gentileza de uno de los grandes de la industria cárnica como son Discarlux, para darnos 300 gramos de una carne jugosa y tierna.




Y llego el momento cumbre de la comida, las hamburguesas de Gobu, que son las que les han dado fama merecida. De vaca gallega picada a diario en el mismo restaurante y Wagyu (karubi en realidad) proveniente de Chile. Esa carne que tantos conflictos por su denominación y su lugar de origen esta trayendo a tantos restaurantes. Solo pueden ser denominadas como Wagyu en realidad, las vacas criadas en tierras niponas.

Siempre hay valientes y una hamburguesa de 250 gr no exige demasiado. También 160 gramos, para los mas flojeras como yo. Un detalle común en muchos restaurantes, es la opción de elegir el tipo de pan (mollete, brioche..) por lo que Gobu no podía ser menos. Además la opción de la hamburguesa del mes siempre es recomendable por la variedad de la misma. Nosotros la probamos con membrillo, queso curado y pan de mollete. No soy de meter dulce a las hamburguesas, pero el toque salino del queso se complementa a la perfección con el membrillo.


Como otra opción, probamos la de Wagyu (200gr) cuya jugosidad y suave sabor, puede no llegar a justificar el desembolso tan elevado. Solo si eres un enfermo de las modas y quieres darte un capricho, seria tu bocado perfecto. Nosotros nos quedamos con las maravillosas de carne de vaca. Son la verdadera joya de la corona.


Como postres, de nuevo el carbón como hilo conductor para fundir un estupendo chocolate sobre una masa de galleta (con virutas) y helado de vainilla. Además una tarta de queso de esas que levantan pasiones y mas cosas. Así que ya sabéis, Gobu es mucho mas que hamburguesas. Con un local pequeño pero acogedor y el trato inmejorable de sus dueños, la experiencia es de esas para repetir. Otro lugar para carnívoros irredentos.




Si quieres repetir nuestra experiencia reserva mesa desde aquí...GOBU BURGER

-GOBU

-C/General Pardiñas 8, Madrid

- Tickets medio: 15/25 e

COMPARTE ESTE ARTÍCULO: