gastronomía y buena vida

11 de diciembre de 2015

La Casa Tomada, el cuento que Cortázar quiso escribir...

En 1946, el Argentino Julio Cortázar presentaba su obra ( quizá la mas compleja ) "La Casa Tomada". En ella, narraba las peripecias de dos hermanos y los acontecimientos ocurridos en la mansión en la que vivían. Esta fue poco a poco y habitación por habitación, siendo habitada por unos espectrales intrusos, hasta el ultimo caso de tener que marcharse de ella. Pues bien, como continuación a la historia, los hermanos Del pozo quisieron cambiar el desenlace, un tanto triste, de este relato y abrir su hogar a los visitantes, siendo ellos los anfitriones. Todo esto en un pequeño pueblo de Venezuela y al abrigo de su hogar. Pasado el tiempo, y con la valentía que acompaña a los emprendedores, José Antonio (chef) y José Miguel (ilustrador), los protagonistas de este cuento, se embarca en la tarea de traer a Madrid lo mejor de su cocina y de su arte.




La casa tomada de Madrid, es un pequeño rincón artístico puntual y gastronómico en particular. Pleno de rincones mágicos y de originalidad. La carta esta enfocada principalmente en los bocadillos gourmet , ademas de platos para compartir y algunos otros bocados de street food. Nosotros ese día nos dejamos llevar por José Antonio y probamos la selección de platos que mas le apetecían. Es justo destacar la excelente selección de cervezas con la que cuentan. Artesanas de nivel, de las que también pudimos disfrutar.


Comenzamos con unas "Chilli cheese fries"y una cerveza "Malasaña". Las "chilli" son un autentico monumento al humilde tubérculo. Chili casero con carne, queso cheddar, bacón, cebolla roja, huevo frito, jalapeño y cilantro. Todo como complemento a unas patatas fritas en dados. Es un platazo, humilde y contundente. Seguimos con la ensalada de la casa, "La ensalada Casa tomada", con aceituna negra, pechuga de pollo, huevo cocido, queso en dados y lo mejor, el aderezo de miel y mostaza que alegraba y de que manera el plato.



Con brío dimos paso a las estrellas de la casa, los bocadillos. Con el "Fat Roast beef" abrimos un orgásmico camino sin retorno a los brazos de estos bocatas. Brutal pan (secreto de estado su procedencia) que aguanta sin reblandecerse la ingente cantidad de relleno. En este caso Roast beef , bacon, queso, cebolla caramelizada....Lo de fat, se va entendiendo ¿verdad?. Ademas otro bocadillo de "Pollo teriyaki"con crujiente sésamo y cebolla. De nuevo a destacar, el estupendo pan que han obtenido en esta casa. Genial de verdad. Acompañaron estos bocados otras cervezas artesanas, en esta ocasión Made in USA, de nombre "Snake dog".



Cerramos la parte salada con otro de los destacados, como son los hot-dog o perritos calientes. El que probamos fue el "Perrito con todo" de nombre elocuente y directo. Aguacate, cebolla roja, cebolla crujiente, queso...y salchicha artesana que es lo que da el toque especial al "bicho". Como acompañante en todo momento, un adictivo bol de patatas al orégano y parmesano.



Como postre, una horneada "Cheesecake" que mantiene el nivel de una desenfadada cena. Destacar el genial trato, cercano y atento del equipo de la Casa Tomada, así como las explicaciones y vivencias de un crack como Jose Antonio. Recomendable una charla con el.


Restaurante que llega para quedarse. Desenfadado y divertido. Comida para compartir (tamaño considerable de las raciones) en pleno centro de Madrid. #Recomendación.


LA CASA TOMADA. Calle San Lorenzo, 9 (Madrid)

Ticket medio: 15 euros

COMPARTE ESTE ARTÍCULO: