gastronomía y buena vida

4 de agosto de 2015

Restaurante Albarama

Ir a Sevilla en verano es para valientes. Pasear por sus maravillosas calles al mediodía en esa época, es para suicidas. Pero "no hay mal que por bien no venga", como dice el sabio refranero Español, ya que nos permitió  conocer una de las sorpresas del 2015, el Restaurante Albarama, sobre todo por su excelente RCP. Enclavado en una zona próxima a la Giralda, en la Plaza de San Francisco, se encuentra este oasis que encontramos en medio de un calor sofocante.








El restaurante, nos recibe con un pasillo largo con mesas y la barra a un lado. Al final del mismo, encontramos una terraza cubierta con mesas con mantel, un rollo más formal que el resto del restaurante. Albarama presenta una carta que se divide en entrantes frios, carnes, arroces, pescados...Nosotros aconsejados por el camarero pedimos lo siguiente: 

-Lo primero que tomamos fue una "ensaladilla de gamba, con patata y cebolla" que estaba cumbre. Ademas, antes de la llegada de esta nos presentaron un aperitivo de la casa, un estupendo pulpo y patata. Es interesante el hecho de poder pedir algunos platos como medias raciones, como fue el caso de la ensaladilla.


-Seguimos con un "Erizo de mar, huevo de codorniz y huevas" que fue una bomba en nuestra boca. Espectacular contraste. Nos encantó y es un plato para pedir siempre. La carne del erizo la presentan emulsionada y mezclada posteriormente con la yema y el crujiente de las huevas es un bocado brutal.


-Continuamos con el mar, en esta ocasión con una "Corvina con coco y tirabeques". Quizá el plato mas flojo, aunque esto no quiere decir que no nos gustara. De nuevo interesante los matices en el sabor. Una salsa de coco mas potente y le pongo un monumento al chef. 


-"Navajas, gelatina de gazpacho y su espuma". Otra vez el "contraste" (redundando en ello) de sabores y texturas. Gran plato que eleva la navaja a un gran nivel. Curioso bocado que confirma que este sitio con un empujón mas y creyendoselo puede apuntar alto.


-Por ultimo elegimos la carne para dar paso al postre. "Carrillada de iberico, crema de coliflor y migas crujientes". Espectacular. No hay mas que decir. Carne brutalmente tierna, acompañada de una deliciosa crema de coliflor y el crujiente de las migas. Maravilloso plato.


Como colofon pedimos una "Espuma de crema catalana con confitura de manzana".  Postre que no desentona ni baja el nivel. Para beber unas cervezas y vino blanco verdejo por copas. Bien fresco, que el infierno se había desatado fuera. 


En definitiva, recomendamos la visita tanto a Sevilla (maravillosa) como a este Restaurante del que tan satisfechos salimos y que tan gratamente nos sorprendio.




-Restaurante Albarama, Plaza de San Francisco 5 (SEVILLA) 


-Precio medio: 25-35 euros 


COMPARTE ESTE ARTÍCULO: