gastronomía y buena vida

21 de noviembre de 2014

Güeyu Mar

Si os digo que hoy hablamos de un restaurante a pie de mar, con la esplendida playa de Vega como testigo y con la brasa mas codiciada de Asturias, seguro que acertáis a adivinar de quien hablamos. Pues si, es el del Güeyu Mar, un excelente restaurante en el que SOLO se sirven productos del mar.



La curiosa fachada



El Güeyu se sitúa en la villa de Ribadesella, famosa por la fiesta del descenso del río que la parte en dos, el Sella. Concretamente esta situado en Vega, en su playa, un pequeñísimo grupo de casas cercano a la villa madre. Un detalle para visitantes, el pez rey que sobresale de su fachada, indicara el destino, no tiene perdida. El restaurante, antaño un chiringuito de playa, se ha convertido gracias a Abel Alvarez, en el referente de su clase, no solo en Asturias, si no en toda España. Hablamos de la brasa, arte que dominan muchos, pero en el que sobresalen pocos. Abel y su mujer Luisa, han conseguido unanimidad en cuanto a su casa: "Estamos ante algo grande". Producto de primera, cada mañana seleccionado personalmente, tratado con mimo.




Terraza mirando al Cantábrico



Al llegar, observamos una casona de piedra, con el citado pez sobresaliendo de la fachada. Rodea el edificio una terraza con una parte climatizada para el frío. Y sobretodo se observa gente, mucha gente. La fama es lo que tiene, y el Güeyu está en su climax. Al llegar, damos nuestro nombre, ya que habíamos reservado por twitter. En ese momento se produjo una graciosa anécdota. Nos confundieron con: Atención todos...TriCiClo. Si señores, una extraña analogía entre triclinium y triciclo, les hizo pensar al realizar la reserva que eramos del Restaurante revelación de la capital. Un honor, pero ni parecidos. 


Parrilla de acero espectacular





Selección del día



Tras aclarar el tema y echarnos unas risas nos sentamos en la terraza, con una temperatura cercana a los 30 grados en octubre. Todo indicaba que seria un día mágico. Ya decimos, la carta esta compuesta en su totalidad en productos del mar: Entrantes como santiaguines, necoras o su famosisimo salpicón de bogavante, ademas de los pescados de la rula, el pixin, el rodaballo, salmontetes o el Rey, la insignia de la casa. Solo los quesos y algo de "verde" como complemento a algunos platos, rompen la norma. Tras un salmorejo de la casa, comenzamos a pedir aconsejados por el excelente servicio de sala:


Carta




Aperitivo de la casa



-Comenzamos con el salpicón de bogavante, un sentido homenaje al producto. Pleno de sabor a mar, con la carne tersa de las patas como principal contenido. Delicioso comienzo, por algo es una de las estrellas de la casa.



Salpicon de bogavante



-Calamar de Potera a la brasa, se presenta al natural, sin limpiar, sobre una cama de "verde". Comerlo es una delicia, sobre todo ese momento donde la tinta mancha el resto de la carne. Pura magia. 



Calamar de Potera 



- Como principal, pedimos consejo, ya que aunque nuestra intención era probar el Rey, teníamos recelo de las cantidades al ser solo dos comensales. Sin dudar mucho, nos indicaron que pidiéramos el pixin, media ración, que seria suficiente para los dos. El rape, pez maravilloso de carne jugosa, lo habíamos probado en varios sitios con desenlace desigual. Recordamos sobremanera el rape de la Taberna D.O en torrelodones, donde Iñaki Ongay lo borda. Este de Güeyu se presenta de manera casi virginal, solo sal, brasa y un chorrete de AOVE. Mayor pureza de sabores. El trozo grueso, con el punto justo de cocción, era sabroso en boca. El de Iñaki, con ese sofrito de ajos y chorro de vinagre, enmascara un poco el sabor, pero también es de nota.



Pixin


mas Pixin...



- Cerramos la comida con una tarta de Afuega´l pitu, queso asturiano de vaca. Sorprendente el punto que Luisa a cogido a estas tartas, con quesos que no son fáciles. Ademas de este, también lo hace con quesos mas fuertes como el gamoneu. Un aplauso para ella.


Tarta de queso afuega´l pitu



La comida fue acompañada por un blanco fresquito (día caluroso), un Menade ecologico de rueda. Poseen una bodega de vinos estupenda, ademas de una larguísima selección de ginebras y tónicas.


Por ultimo reseñar que el precio sin ser exagerado, es medio/alto, donde se paga por supuesto la abrumadora calidad del producto sobre todo. A destacar también los panes, ya que devoramos el pan de maíz en un abrir y cerrar de ojos. Que maravilla. Y la ultima mención para Abel y su equipo de gente. Trabajo, ilusión, producto y simpatía. De 10!!



GÜEYU MAR 


Playa de Vega s/n, Ribadesella (Asturias)


Precio: 50/60 euros pax.
COMPARTE ESTE ARTÍCULO: