gastronomía y buena vida

24 de octubre de 2014

Restaurante La Bola

Una breve crónica de @amarormarca para @eltriclinium:




Fachada

Sin preámbulos, el cocido de La Bola desmerece mucho su fama, una y no más. Me sorprende y mucho la nota que tiene en diversos blogs gastronómicos, pero para gustos, sabores. Os cuento:




Reservada nuestra mesa, llegamos al local con la mejor de nuestras sonrisas. No son recíprocas, algo que personalmente, me mata. Nos sitúan en la peor mesa en la que he estado en un restaurante en años. Diminuta, los tres comensales rozábamos nuestras rodillas a cada mínimo movimiento y las vistas desde mi asiento era una genial panorámica del cubo de basura de la cocina del restaurante (con lo que eso conlleva). Todo dicho.










Partiendo de esa base, pues casi lo demás sobra, pero completamos la información. La salsa de tomate, espectacular. La sopa, buena, sin más, demasiado grasienta para mí gusto. El cocido, regular, de esos que tu madre en un gran momento de inspiración supera. El vino, bueno (botella de 15 euros que no nos presentan ni nos dicen su precio).



Piparras, cebolleta y tomate





Sopa





Carne y legumbre





Codo con Codo





Calidad-precio, el restaurante deja mucho que desear. Me duele decirlo por los vínculos que mantengo con gente relacionada con el restaurante pero… es más fuerte el que tengo con los lectores de este blog.





La dolorosa




PD: Mis compañeros me suplican que comente que tiene carta en japonés. Queda dicho… y explica muchas cosas. ¿Restaurante para desorientados turistas? 


COMPARTE ESTE ARTÍCULO: