gastronomía y buena vida

4 de junio de 2014

Parrilla De María: Que bueno que viniste

Una crónica de Alex Amaro:

      Parrilla de María es de esos sitios que tenía en el punto de mira desde hace ya algún tiempo. Con recelo, miraba el local todos los días camino de casa al trabajo. Era una mirada deseosa, de esas que desnuda. Demorar más esa primera cita no tenia sentido. 




     La fusión de lo mejor de la cocina argentina y los asadores nacionales hacen de Parrilla de María uno de los restaurantes con mas éxito de la región madrileña. Cuentan con varios locales, siendo el de la Calle Felix Boix de la capital, probablemente el más popular. Materias primas de calidad y trato del personal sobresaliente, son sus reclamos. 




     El cartel de "No hay billetes" del local de Felix Boix, me llevo al situado en Majadahonda (el preferido del controvertido Jose Mourinho). El local es amplio, cómodo, elegante , con la iluminacion ideal y un hilo musical de fondo muy agradable. Si eres más de exterior, no tienes excusa, disponen de una terraza con el clásico cenador. 



     Finalizados los preliminares, entremos en materia. Tiempo muerto para el sano debate sobre los entrantes a elegir. Empanada y chorizo criollos, provoleta, jamón iberico y queso manchego ganan con mayoría absoluta. Delicioso todo. Mientras escribo estas líneas, estoy intentando destacar alguno sobre los demás, pero no soy capaz, os ruego me disculpéis.  




Jamón iberico




Provoletta



Chorizo criollo





empanada




La carne a la parrilla es el protagonista de los segundos actos en De María. También hay pastas, pero ocupan un segundo plano. Elegimos el secreto ibérico con mermelada de guindilla, el pollo De Maria y una pasta rellena de salmón. Una ración de patatas rejilla (sublimes) y otra de fritas hicieron de guarnición. Las carnes en su punto, jugosas y con ese sabor que le da la parrilla que..........perdonar, estaba salivando!!!. 





Pollo De María



Secreto



Pasta de Salmón




Las sublimes patatas






     De postre tomanos el panqueque de dulce de leche ( imprescindible en un argentino ) y la siempre cumplidora tarta de queso. Acompañamos la comida con un vino blanco Prado Rey. Los expertos en vino pensaran que no era el ideal para esta comida, pero a nosotros era el que nos pedía el cuerpo. 






tarta de queso





panqueques




     En resumen, fue una primera cita de nota, de esas que te dejan con ganas de repetir. El precio medio ronda los 40-50 euros por comensal. A pesar de "los brotes verdes", la economía no esta para estar allí todos los días, pero es un gran lugar para ese..."de vez en cuando".




 PARRILLA DE MARÍA 

Calle de las Moreras 42, Majadahonda ( MADRID)

Precio: 40/50 euros
COMPARTE ESTE ARTÍCULO: