gastronomía y buena vida

23 de noviembre de 2012

Restaurante La Vaqueria (Avila).....Entre murallas

Escrito por @estefangol para el Triclinium.
Comida en rest. La Vaqueria ( Ávila ).
En estos días de frío, pero soleado noviembre me encontraba con mi compañera en Ávila, disfrutando de unos días de vacaciones. Paseando por sus calles te puedes encontrar a múltitud de chavales qué te ofrecen panfletos para que vayas a comer a determinados restaurantes, todos muy céntricos, con chuletones de Ávila de 800g.y caros, muy caros.
Decidí pedir consejo a un amigo, sabedor de la zona y de la buena gastronomía, acerté de pleno, me recomendo ir al restaurante del club de golf de la frésnilla, restaurante LA VAQUERIA y sin persarnoslo mucho para allá qué fuimos.
He de decir que no es fácil encontrarlo si no conoces la zona, ya que la dirección no nos aparecia en el gps y lo encontramos gracias a que en la página web del restaurante aparecen las coordenadas del lugar y claro, así ya es mas fácil.
Al entrar al recinto se vé un campo de fútbol, unas pistas para practicar otros deportes y hectáreas de fina hierba para prácticar el golf, un complejo bastante bien apañado y presumiblemente no apto para todos los bolsillos, pero decídimos entrar.
El restaurante es tipo caserio, estilo rústico, bastante amplio, con sofás a un lado y mesas al otro, con una coqueta chimenea al fondo.  Nos preguntaron si teníamos reserva, contestamos que no y nos invitaron a pasar de todos modos al comedor (estaba casi lleno ).
Una de las ventajas del comedor es que no estan las mesas pegadas unas con otras, no se mezclan corversaciones con los de al lado, hay una distancia entre comensales qué le hace muy acogedor.
De primero pedimos revólconas (patatas cocidas con pimentón y torreznos ) estaba muy cremosa con un lígero sabor a pimentón y con unos torreznos sábrosos, me encantaron, aunque no pude comerme el plato entero, llenan bastante. De segundo yo pedí carne asada y mi acompañante unas albóndigas, en este caso bajaron el nivel ya que para ambos platos usaron la misma salsa, lo que le quitó autenticidad al asunto, sobró casi todo. En el postre coincidimos mi acompañante y yo TARTA DE QUESO CASERA, exquísita, con frambruesa por encima, deliciosa, sin más, no quedó ni rastro de ella. pan ( buen pan ) vino ( buen vino ) y buen servicío ( muy bueno ) todo ello por 16 euros, a 8 euros el menú.
Francamente no se puede pedir más por menos, por supuesto que recomiendo a todo el mundo que vaya, saldrá bien comido y bien atendido.
COMPARTE ESTE ARTÍCULO: